Cairo: a bottle of salsa

Los tomates son redondos y tienen un cierto tamaño, pero cuando los trituras para hacer salsa el tomate desaparece para convertirse en un líquido espeso. Así describió el Cairo un hombre de Luxor. Hay tanta gente que al final parece una salsa humana.

Y tiene razón. Nunca habíamos visto tanta gente por metro cuadrado. Y si lo mezclamos con el ruido de los miles de coches que intentan circular, las bocinas que no paran de sonar y gente gritando la salsa resulta explosiva. 20 millones de personas viven en esta ciudad. Pasear por el Cairo resulta una aventura cuando no una carrera de obstáculos, sorteando agujeros en las aceras y calles, basura, vehículos y gente saludando al grito de “welcome to Egypt”. Y cada noche parece fin de semana, cuando se pone el sol las tiendas se llenan, los vendedores ambulantes ocupan el poco espacio que queda libre y en los cafés se juntan grupos de gente, sobretodo hombres, fumando shisha. Son 24 horas diarias de caos. Resulta sorprendente poder ir a una agencia de viajes a las 2 de la mañana o comprar unas alfombras o cortarse el pelo de madrugada. Cuando dicen que Nueva York es la ciudad que nunca duerme es porque no han visitado el Cairo.

A parte de deambular por las calles la ciudad ofrece otras cosas como el museo Egipcio, un museo a la vieja usanza. Las salas están repletas de piezas, las vitrinas abarrotadas, no hay espacio para respirar entre épocas. Y todo bajo una capa de polvo. En un par de horas sólo da tiempo a hacer un recorrido superficial porque hay tanta información que el cerebro no la puede asimilar. Pero vale la pena entrar.

Lo primero que hicimos al llegar fue pasear por la plaza Tahrir, a ver que ambiente se respiraba. La plaza y las calles cercanas están llenas de policías, soldados, militares…cada cuerpo con su uniforme, armados hasta los dientes y con los tanques aparcados. Lo que resulta cómico es ver a estos agentes de la autoridad, la mayoría chicos jovencísimos, durmiendo en los vehículos o en el suelo mientras los jefes leen el periódico o toman un te cómodamente sentados en sillas en la sombra. Vamos, que si estos son los que tiene que velar por la seguridad mal vamos. También están los que custodian la plaza en sí, inmóviles como estatuas bajo un sol abrasador, evitando que nadie se acerque. Ese primer viernes en el Cairo había también una pequeña concentración de gente, suponemos que reivindicando unos derechos básicos que hasta ahora estaban bastante restringidos. Cada día hay movimiento en la plaza.

La gente es muy amable y a parte de regatear por los taxis todo es bastante fácil. Hasta que llegas a las pirámides. Todos los turistas que no habíamos visto hasta entonces aparecieron. Y no se salva nadie del acoso de los vendedores de postales, de escarabajos azules, de los guías, de los que ofrecen una ruta con camello, caballo o burro. Son agresivos y bastante pesados y hacen que la visita a las pirámides sea un poco estresante. A pesar de todo es un lugar fascinante y mágico. Ojalá se pudieran contemplar en silencio. Pero para la gran masa de visitantes parecía que la mayor atracción era la esfinge. Todos estaban ahí haciendo cola para hacerse una foto. Ya veíamos poses un poco extrañas, así que nos pusimos en un sitio estratégicos para observar. Hasta que vimos de que iba el asunto. Los guías y demás personajes varios se sacaban unas propinas haciendo fotos a los turistas haciendo como si besaran a la esfinge. Si, si, besando a la esfinge.

Y como no Barça y Madrid están a la orden del día. Solo con mirarte saben de donde vienes y ya preguntan si eres de un equipo u otro. Así que fue fácil encontrar un sitio para ver la ida de la Súper Copa. Muy amables los del restaurante, bajaron el volumen de la música que tenían puesta y nos cedieron una primera fila delante de la tele para ver el partido. Eso si, con un refresco sin hielo ni limón. Aquí la cerveza no es una bebida habitual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: