DAR ES SALAAM

Lo mejor de este viaje son las sorpresas que te llevas, la mayoría muy gratificantes. No dábamos un duro por Tanzania y nos enamoramos nada mas llegar a Dar es Salaam. No sabemos como será el resto del país, pero esta ciudad es una pasada. Tiene su parte moderna con edificios altos, oficinas y centros comerciales, una parte residencial con casas inmensas y hoteles lujosos….pero la zona que mas nos gusta es la que está por Morogoro road, Mosque street etc donde viven mayoritariamente musulmanes e hindúes, hay vida en la calle, el olor es especial y los edificios tienen un aire decadente que los hace encantadores. Y el mar. Lo malo es que es bastante caro.

Recuperados del viaje infernal desde Kigali fuimos a investigar la ciudad y hacer un par de gestiones, como tramitar el visado de India. Pero claro, los visados solo se hacen de 9 a 10:30 de la mañana y llegamos tarde. Paseamos al lado del mar y nos encontramos con el mercado del pescado. Peces rarísimos, tiburones, calamares, gente vendiendo, comprando, unos cocinando…nos encantan los mercados! Y solo pensar en poder comer pescado de mar….y por la noche, ahora si, a celebrar como dios manda el cumpleaños de Ramon, aunque sea dos días tarde. A petición del homenajeado teníamos que encontrar un restaurante hindú. Pues les preguntamos a ellos. Un matrimonio nos recomendó el Summy’s y nos quedamos encantados. Lástima que para beber solo soft drinks….Pero comimos de maravilla. Luego intentamos buscar un bar para tomar algo pero en esta ciudad la gente no va de bares, la única opción son los hoteles buenos y el ambiente tampoco es de lo mas animado. Así que nada, a dormir después de un paseo.

El 9 de diciembre es el día de la Independencia de Tanzania (ya 50) y que suerte que estuviéramos ahí! Seguro que hay cosas, pensamos ingenuamente….unos fuegos artificiales la noche anterior y un festival bastante oficial en el estadio. Y todo cerrado. Nada especial vamos.

Los primeros días nos alojamos en el YMCA, también de la iglesia, pero entre que la gente de ahí no era la alegría de la huerta, las habitaciones no eran nada del otro mundo y la zona era aburrida buscamos otro hotel. Y encontramos uno mas barato y en la puerta dice que hay que sonreír. No hay color. Y además en el barrio que nos gusta.

Ahora que corren tiempos difíciles y muchos pensamos en el exilio, Dar es Salaam es una buena opción…aquí lo dejamos.

Cosas prácticas

Si queréis una buena conexión a internet y gratis, el hotel Harbour Views (sale en las guías) tiene un bar en el piso 9 con wifi. Y abren hasta las 23:30h.

Visado India: se puede tramitar fácilmente en la embajada. Se necesita 1 foto de pasaporte con el fondo azul. Si, con el fondo azul. El visado de una entrada para turista cuesta 86.000 Tsh (43 euros). Tarda 4 días.

Dar es Salaam está muy bien conectado con Asia en general.

La oficina de turismo no es de gran ayuda, no tienen las respuestas a tus preguntas ni modo (ni ganas) de averiguarlo. Dan mapas gratis, que es una fotocopia de la guía Bradt.

Hace mucho mucho calor y hay muchos muchos mosquitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: