LAS MIL Y UNA HISTORIAS DE MUMBAI

 

Isla Elefanta

Después de unos días por la ciudad fuimos a hacer el turista en la Isla Elephanta. Hay unas cuevas con unas esculturas esculpidas en la piedra de dioses. Bonito, si, pero parecían las ramblas de Barcelona el día de Sant Jordi! Mucho autóctono y algún que otro extranjero. Solo bajar del barco tenderetes de comida, sombreros y camisetas. Y una vez pagadas las taxas entras de lleno en un festival del souvenir. Paradas y mas paradas con todo tipo de figuritas, ropa, joyas…y comida para parar un tren. Todo el camino de subida a las cuevas está lleno de gente que vende cosas! Y mucha gente comprando…un poco estresante. Superada la primera fase pagas la entrada y empieza la visita. Hay que pedir turno para hacer fotos, la gente se amontona delante de las estatuas y los de seguridad no dan a basto para evitar que la gente toque demasiado las piedras. Es un lugar interesante pero con tanta gente se pierde un poco el encanto…Los monos esperan deseosos las bolsas y cestas de comida, todo el mundo les da cosas aún estar prohibido. Y así vimos a un mono comiéndose un helado y a otro mirándose en un espejo.

Visitamos un par de cuevas y el museo y dimos el tema por finiquitado. Y nos subimos a un barco que un rato antes de llegar a la ciudad paró el motor, no sabemos si para ahorrar gasolina o porque se estropeó pero acabamos remolcados por otro barco, y el viaje se hizo largo….

Cosas prácticas: el ticket del barco se compra en cualquiera de las taquillas que hay en la puerta de India, el precio está fijado XXXX. Lo primero que pagas al entrar son unas taxas, 5 rupias por persona y luego la entrada 250 rupias los extranjeros y 10 o 20 los autóctonos…

 

El curioso caso de las fiambreras

A las 11:30 en punto de la mañana salen de la estación de Churchgate un grupo de hombres cargados con fiambreras. Fiambreras de todos los tamaños, tipos y colores. Las colocan en el suelo, las ordenan (no sabemos cual es el criterio) y las distribuyen. Unos se las llevan en bici, otros en carro y otros cargadas al hombro. Y en un santiamén desaparecen todos. Es una escena de lo mas curiosa. Suponemos que es parte del engranaje de un trabajo en cadena: hay gente que cocina en las afueras de la ciudad y venden la comida a los puestos callejeros del centro.

 

El todavía mas curioso caso de los perros dormilones

En Mumbai hay muchos, muchos perros. Y todos están dormidos! Nunca habíamos visto tantos perros inactivos. Están por todas partes, delante de la salida de una estación de tren, en medio de las aceras…y no se mueven ni gruñen ni nada. Y lo mejor, hay algunos atrevidos que cruzan la calle sin ser atropellados! Espectacular. Y conviven en harmonía con los gatos, y los gatos viven sin atormentar a las ratas. Será que los animales de este país son *Jainistas…

*Los jainíes creen que se puede alcanzar la liberación mediante la pureza absoluta del alma, que se consigue despojándose de todo karman, estado generado por los propios actos y que apresa el alma. Para lograr la conducta correcta es esencial practicar la ahimsa (no violencia) de pensamineto y no dañar ningún ser vivo.

 

El reencuentro

El mundo es grande pero al final parece ser que no tanto. Simone, el chico que viene del Congo y conocimos en Nairobi (véase http://adondeiremosaparar.com/2011/10/28/mi-coronel-patricia-y-otras-historias/) pasaba por Mumbai cuando nosotros llegamos de Goa. Que alegría reencontrarse con él! Es un tipo estupendo y salimos a cenar y a tomar unas cervezas. Charlamos durante horas contándonos las peripecias de nuestros respectivos viajes. Después de dejar Kenya fue a Etiopía donde se quedó dos meses! (ya sabéis, eso de las tetas y las carretas…). Ahora se dirige al sur de la India y nosotros al norte pero quien sabe, quizás haya un segundo reencuentro…

 

 

Lógica india

Sabéis a que hora abren la oficina de correos en Mumbai? A las 10 de la mañana! Y los bancos? También! Ante nuestra cara de asombro, Resham, el chico que trabaja en India Guest House, nos contó el por qué: cuanta gente va a correos? (al menos a la oficina que hay en el barrio de Colaba) unas 100 personas al día quizá? No necesitan abrir mas (cierran a las 15h). En cambio las taquillas de tren abren todo el día porque por ahí pasan diariamente millones de personas. Así de fácil. Puede ser por cosas como este que el país funciona.

Hay que decir que Mumbai es una ciudad dormilona, no arranca hasta las 10-11 de la mañana y por la noche tampoco se acuesta tan tarde, al menos ahora en invierno…es genial.

Cosas prácticas: esta oficina de correos no es la central y sus horarios son bastante limitados. En teoría es de 10 (o 10:30) a 17h, pero los paquetes solo los aceptan hasta las 15h! Siempre revisan lo que vas a mandar, así que no hay que cerrar la caja. Ellos se encargan de empaquetarlo, le cosen una tela blanca al paquete (que cuesta 100 rupias) y ahí es donde va la dirección (a veces también le ponen también un sello de lacre). Es por seguridad, dicen….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: