PERDÓN, PERO NO ES PARA TANTO

 

A todo el mundo le encanta Varanasi pero a nosotros tampoco tanto. No hay nada malo en eso verdad? Es como en las películas, a veces una representa que es buenísima y después de oír tanto sobre ella vas al cine y no es para tanto. Es cierto que vale la pena hacer una visita, pasear a orillas del Ganges, ver como queman los cuerpos, perderse por las callejuelas…pero todo es cuestión de gustos y a nosotros nos han impresionado mas otros sitios. Pero está claro que nunca te dejará indiferente.

Es interesante, y divertido, sentarse en los ghats, dejar pasar el tiempo y observar la vida y la muerte tan presentes en el río. El Ganges está no demasiado sucio en cuanto a basura gracias en parte a una ONG que trabaja para mantenerlo limpio, una tarea de lo mas complicada en un país como India. Pero en la orilla se acumulan plásticos, latas, papeles y demás. Los animales tienen la función de “hacer compostaje”, comen lo que encuentran en las basuras y luego se utilizan sus caquitas para diferentes fines. Las aguas sagradas se usan para todo, desde lavar ropa, aseo personal, bañarse para purificarse, dejar a los muertos…Y en los ghats hay cada día muchísima actividad: vendedores de todo lo inimaginable, barcas para pasear, se juega a las cartas, se descansa bajo el sol si hay que secarse o en la sombra si la idea es dormir. Hay hombres que lucen sus taparrabos a modo de calzoncillos, los monjes o gurús algunos con la piel cubierta de cenizas y rastas kilométricas. Te puedes encontrar con bodas, funerales y ceremonias varias. No hay descanso. Y si en Goa os hablamos de los atrapados (extranjeros que un día llegaron y nunca regresaron o van un par de meses y se integran) en Varanasi hay otros tantos, pero diferentes, aquí el tema va mas de karmas y espiritualidad.

La ciudad antigua es bonita, destartalada y muy animada. Pero si sales es un auténtico caos que puede sacarte de quicio, mucho ruido, pitidos, tráfico, polución…

A lo mejor no hemos sabido encontrarle el punto o ha tenido que ver que Ramon no estaba al 100%…en cualquier caso un par de días hay que pasarlos en esta ciudad.

Consejo: en India nunca hay que dar nada por sentado. Es bueno repetir y confirmar las cosas sobretodo cuando no hablan inglés. Porqué lo decimos? Ya nos han pasado varias historias pero la de Varanasi estuvo cachonda. Al llegar cogimos un rickshaw desde la estación de tren y le indicamos al conductor en el mapa la Guest house a la que queríamos ir pero nos llevó a una con el mismo nombre. No nos dimos cuenta hasta al día siguiente cuando queríamos volver y siguiendo el mapa llegamos a otro sitio. Y si habéis estado en Varanasi sabréis que es un laberinto de calles y callejuelas nada fácil de orientarse y menos si no sabes donde estás. Si le sumas que la gente solo conoce los nombres de los ghats y nosotros no teníamos ni idea de cual era el nuestro…en resumen, caminamos sin rumbo durante un par de horas por las calles, preguntando en las miles de tiendas, esquivando obstáculos diversos: vacas, búfalos, excrementos varios, motos…al final tuvimos la suerte que un hombre sabía de lo que hablábamos y nos indicó el camino. Rajeev, el que lleva el hotel todavía ríe…

Cosas prácticas

– Si se coge el tren a Mughal Serai hay que salir de la estación y buscar los todoterrenos compartidos. Por 20 rupias (0,46€) por persona te dejan cerca de la estación de Varanasi que se encuentra a unos 6 km del centro donde están la mayoría de guests houses. Un matrimonio majísimo nos pagó el viaje además de invitarnos a patatas chips y bizcocho.

Un rickshaw hasta el centro cuesta unas 70 rupias.

– En la estación de tren de Varanasi está la oficina del turista donde hay un hombre muy cachondo. Es la primera vez que hemos tenido problemas para coger un billete el día que queríamos, debe ser que está muy concurrido, así que mejor sacarlo con antelación. Se puede ir a la cola ordinaria pero muchas veces dicen que los trenes están llenos.

Comments
One Response to “PERDÓN, PERO NO ES PARA TANTO”
  1. Irela dice:

    Me encanta vuestro proyecto y cómo lo contáis todo.
    Me he reído mucho con este post sobre Varanasi porque está todo lleno de verdad verdadera y lejos de otros relatos más “idealizados”.
    Suerte y felicidad para vosotros, y un abrazo
    desde Alicante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: