LOS HOMBRES DE LA SELVA

Pelirrojos de pelo largo con cara de bonachones. Que belleza de animal! Podrías contemplarlos durante horas…Los primeros orangutanes que encontramos fueron una hembra con su cría. La madre estaba en una posición imposible en un árbol y el bebé saltando y brincando de rama en rama hasta que pensó que era un buen momento para hacerse pis encima de un turista.

Seguimos caminando por la jungla ahora ya solos Ramon, Marta, Iñigo y los dos guías. Mientras buscamos mas orangutanes nos cruzamos con árboles inmensos, orugas extrañísimas, monos, plantas y flores desconocidas. La excursión es increíble aunque un poco complicada para alguien que solo puede usar un brazo, el barro resbala y hay que agarrarse a las lianas para no caer. Pero Ramon puede con todo.

Y de pronto…ssshhh…hay un macho ahí…

Que bestia! Que maravilla, un orangután enorme y salvaje. Los otros dos eran semi salvajes, acostumbrados a los humanos porque van a comer al centro de recuperación de Bukkit Lawang. Este macho es precioso y a veces parece de mentira, como si de repente se quitara el disfraz y apareciera un hombre debajo. Os acordáis de Alf? También nos recordó a él….Se puso a caminar lentamente y le seguimos un poquito. Pero el guía de otro grupo apareció por el otro lado y empezó a hacer gestos y ruidos para que el orangután volviera por donde había venido, es decir, donde estábamos nosotros. Entonces decidimos que mas valía dejarle en paz.

Como nos pasó en Uganda cuando vimos los gorilas http://adondeiremosaparar.com/2011/12/06/60-minutos-en-trance/, nos emocionamos al ver los orangutanes, es una sensación que no se puede explicar.

Y seguimos la ruta. Cruzamos el río, subimos, bajamos y paramos a comer: arroz con verduras, huevo frito y fruta. Buenísimo. Y compartimos tan delicioso banquete con los “thomas leaf”, unos monos con cresta que esperaban nuestro despiste para robarnos la comida.

Al final del “trekking” empezó a llover con ganas y llegamos a la guest house empapados pero felices de haber visto tanto animal. Y con alguna que otra sanguijuela celebrando un festín con nuestra sangre. Vale la pena.

Por cierto, Orang significa hombre y Utan selva.

Cosas prácticas: Todas las guest house de Bukkit Lawang ofrecen trekkings por la jungla, de un día o para pasar la noche. Hay que negociar y en temporada baja se pueden conseguir buenos precios. También hay “guías” en la calle a la caza del turista. Nosotros pagamos 150.000 rupias por persona (13,36€) por un día de trekking con comida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: