TERAPIA DE SHOCK EN GUATEMALA

 

Autobús viejo + exceso de velocidad + carretera con curvas = PÁNICO! Hay que sumarle adelantamientos en linea continua y sobrecarga de pasajeros. Así fue nuestro primer contacto con Guatemala. Los “chicken bus” son viejos autobuses escolares norteamericanos, tuneados, y son el transporte local del país. Creíamos que teníamos medio superado el miedo a los autobuses después del accidente de Camboya (http://adondeiremosaparar.com/2012/03/12/crash-accidente-en-camboya/) pero no estábamos preparados para esto. Quizás parezca exagerado pero todavía tenemos el susto en el cuerpo.

Superados 3 autobuses, una manifestación y lluvia llegamos a nuestro destino: Quetzaltenango. Xela, como le llaman los lugareños, es una bonita ciudad colonial rodeada de montañas y volcanes. Es un buen lugar para hacer excursiones al volcán Santa María o al Santiaguito, todavía activo. Pero  el mal tiempo no nos dio tregua y nos marchamos sin subirlos (es invierno y época de lluvias). Muchos extranjeros, sobretodo americanos, vienen a Xela a aprender español, cosa curiosa teniendo en cuenta que el español no es su primera lengua sino que en esta zona se habla Quiché. Nos alojamos en un hotel familiar, Hotel del Quetzal, sencillo pero limpio y acogedor. Juana, la dueña, es una mujer pequeñita, risueña y encantadora, nos sentimos como en casa.

Paseamos por el parque central, pasamos por todas las iglesias (que no son pocas) y deambulamos  por el mercado de la Minerva. Es enorme! Dentro hay comedores con comida casera y económica, así que mientras veíamos un  partido de la Eurocopa degustamos un pollo con frijoles y arroz y un buen licuado de banano y fresa. Compramos fruta, verdura y unos aguacates deliciosos. Cuando oscurece la ciudad cierra y solo quedan abiertos bares y restaurantes, pero tampoco hasta muy tarde, así que hay que darse prisa a la hora de cenar.

Cogimos el bus hasta Zunil (menudo viajecito!), un pequeño pueblo de montaña con un gran mercado mayorista. Hombres y mujeres del campo bajan a Zunil a vender sus frutas, verduras y hortalizas que después serán repartidos por el país. Visten con sus trajes tradicionales y hablan en lenguas locales imposibles de descifrar. Comimos en un puesto unos tacos con arroz buenísimos y contemplamos la frenética actividad del día.

En Guatemala hay un porcentaje elevadísimo de indígenas y en cada zona hablan su propia lengua y visten sus ropas. Es un festival de color impresionante.

Cerca de Zunil se encuentran las fuentes Georginas, unas aguas termales que prometían ser el mejor spa natural hasta ahora visto. Y bueno, probablemente un día lo fueron pero hoy son 3 piscinas con un restaurante y unas cabañas donde alojarse. Entrar cuesta 50 quetzales y en la piscina grande uno no se puede meter porque el agua arde. Dicen los que estuvieron hace años, los que venían con sus familias tiempo atrás que antes si podías bañarte en todas las piscinas pero con la reforma (restaurante, vestuarios y demás construcciones) la temperatura del agua también varió, como la fisonomía de las fuentes. A pesar de todo no está mal para pasar un par de horas, el entorno es muy bonito y puedes seguir un pequeño sendero que te lleva hasta el río. Y ya con la lluvia en los talones volvimos a Xela.

Comments
2 Responses to “TERAPIA DE SHOCK EN GUATEMALA”
  1. lisa derek dice:

    Yeah hold on tight/lisa and derek.

  2. inu dice:

    me encanta xela. es la ciudad mas cercana a sancris pal visado. las fuentes georginas eran una pasada. luego vino un huracan y destrozo todo. me da pena ke lo hayan hecho tan artificial ahora… antes era una maravilla…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: