SAN BLAS: PLAS, PLAS!

   

Imagináros un pequeño trozo de tierra en medio del mar. Ahora le ponéis unas cuantas palmeras, no muchas. Y ahora 4 cabañas de cañas. Tachán: esto es Isla Iguana, el paraíso. El archipiélago de San Blas está compuesto de 365 islas, una para cada día del año, y pertenecen a los Kuna, un grupo indígena que vive al margen del país, tienen sus leyes, sus normas, su lengua…No todas las islas están habitadas y algunas solo están destinadas al turismo. Llegar no es fácil pero decir que merece la pena es quedarse corto. El agua es cristalina, temperatura ideal, manta rayas, pececitos…y ahora una siesta, ahora lectura, un baño, otro baño, mas siesta, la puesta de sol…no se puede pedir mas. Es que no se puede hacer nada mas porque no hay nada.

   

“TUUUU…TUUUUU” (esto simularía el sonido de la caracola de mar con la que nos llamaban para comer) Y todos juntos en la mesa esperando la comida, que no es muy abundante pero si buena, a base de pescado, langosta y mucho arroz. Y aunque venden bebidas es mejor traer tu propia agua (los precios están un poco disparados) y se recomienda llevar patatillas, frutos secos o algo para picar entre horas. O si no, pides un coco que te bajan de la palmera al momento. Nosotros teníamos a Ricardo, el portugués, profesor de educación física, hace escalada y deportes varios y le parecía de lo mas divertido trepar hasta los cocos para servirnos un refresco.

En Iguana solo caben unas 20 personas pero éramos unas 15 y aunque parece imposible, casi no te encontrabas, solo para comer. Aunque un día apareció una familia española que vive en Panamá y dormían en la cabaña de al lado. Hace un año dejaron Madrid para empezar de nuevo en este país donde, asegura el padre, hay muchas oportunidades de inversión y negocios. No dio mas pistas. Cargaban con una nevera enorme llena de botellas de vino, cerveza y whiskey y se emborracharon de tal forma que el pequeño de 5 años andaba desnudo buscando a su madre después de salir de la ducha. Lo bueno es que se acostaron pronto porque no se aguantaban de pie.

Y ya, ya nos vamos. Solo quedan 5 días para volver a casa y hay que prepararse…cómo será la adaptación a la vida normal? Mejor no pensar en eso todavía. Mejor nos metemos en el agua….

   

Cómo llegar?

La cosa funciona así: desde el hotel o en una agencia de viajes escoges una isla y contratas un pack que incluye el transporte en coche, la entrada al territorio kuna, el impuesto del puerto, la lancha, 3 comidas al día y el alojamiento (cabañas muy básicas). Y vas pagando a medida que te lo van pidiendo. No hay otra manera de acceder al archipiélago. Quizás en velero particular, pero se tendría que consultar.

Y muy importante, hay que ir con una bolsa de mínimos, no hay espacio para grandes maletas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: