NUEVAS COMPAÑERAS DE VIAJE: LAS PULGAS

Nos vamos a Aksum en un autobús de traca, asientos de 3 y de 2  muy incómodos y con gallinas a nuestros pies. Las pulgas no tardaron en hacer acto de presencia. Nos esperan 12 horas. El camino es una vez mas espectacular pero con peligro añadido, no hay carretera pero si unos acantilados sin salvación posible si cae el bus. No es raro pues, que la gente recoja dinero para motivar al conductor. Peter el eslovaco no se encuentra bien y el pobre pasa un viaje horrible. Pasamos por 3 controles de policía, pinchamos una rueda, el bus se quedó atascado en un agujero y paramos a comer en un sitio sin nada que comer mas que pan, literal. Después de 12 horas llegamos a Shire donde hay que tomar un mini bus a Aksum, después del clásico regateo por el precio del billete. Nos queda una hora y media de camino con la mala suerte de tener un hombre al lado con su hija que precisamente no olían a rosas. Tuvo su gracia. Y por fin llegamos a Aksum. Es tarde así que nos metemos en un hotel cualquiera muy barato y a comer, no tenemos nada en el estómago mas que un trozo de pan y galletas. Este pueblo da buen rollo. Pero nos pica todo el cuerpo, son pulgas mutantes, no se parecen a las que conocemos.

Comments
One Response to “NUEVAS COMPAÑERAS DE VIAJE: LAS PULGAS”
  1. alba dice:

    Pobrecitos que hambre debisteis pasar,os deseo suerte y aunque no conozco a Petter le deseo suerte para que se cure muy pronto.
    Besos de EL VALLES ORIENTAL 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: