EL TIBURÓN BALLENA

 

“Cuando diga ‘ya’ os tiráis y metéis la cabeza en el agua. No os asustéis”. Estas son las órdenes del instructor antes de lanzarnos al mar. Lo que no comentó es que el tiburón ballena viene directo a ti abriendo su gigantesca boca. Marta no lo vio demasiado claro y después del susto nadó rápidamente hasta ponerse detrás del instructor, que se partía de risa. El tiburón ballena es el pez mas grande del mundo, puede medir hasta 15 metros! Ante tal bestia es normal tener algo de miedo, no? Es inofensivo y solo come plancton (2 toneladas diarias) pero, ¿y si le da por enfadarse y pegar un coletazo? Llegas al mar de la China en menos que canta un gallo. Ramon fue mas valiente, no apartó los ojos del animal y subió al barco solo deseando volver al agua.

Pero a pesar del respeto que merece semejante bestia es una auténtica maravilla meterse en el agua y nadar junto a ella. La segunda vez que se salta al mar ya solo quieres estar lo mas cerca posible para contemplar su belleza. Y saltas una tercera vez ya para despedirte del tiburón que te ha alegrado el día. Lo volveríamos a hacer mañana mismo.

 

Merece la pena contar la anécdota de las dos mujeres que no sabían nadar. Cuando ya estábamos en alta mar colocándonos la máscara y el tubo para saltar le comentaron al instructor que no sabían nadar. El pobre hombre no sabía donde meterse y les agradeció que se lo dijeran antes de entrar en el agua, porque por mucho chaleco salvavidas que lleves, puede entrarte pánico y entonces, qué? No sabemos si valientes o inconscientes pero se tiraron al mar y cogidas de la mano del instructor gozaron como los demás de la experiencia.

Y en plena excitación nos llevaron a hacer snorkel mientras se preparaba la comida. El agua estaba un poco turbia y el tiempo no acompañaba demasiado pero pudimos ver varios pececillos y tortugas…nos encantan las tortugas!

 

La isla

Nos habían vendido la isla de Holbox como una especie de Formentera pero a nuestro parecer, ni por asombro. Quizá sea por el tamaño pero por lo demás…Estaba muy tranquila cuando fuimos porque no era temporada alta pero le falta ese encanto que tiene la isla balear. De hecho, mas que tranquila estaba un poco muerta porque muchos de los comercios y establecimientos estaban cerrados y los alojamientos a medio gas. En nuestro dormitorio, por ejemplo, solo había un chico que además era empleado. Sí es cierto que cuando paseamos y nos alejamos de lo que sería el centro, la playa era mucho mas bonita. Las calles no están asfaltadas (pero hay aceras) y se circula en coches de golf.

  

Muy importante: en la isla habitan unos mosquitos terribles que chupan la sangre como si fueran vampiros. Hay que untarse con mucho repelente, taparse y rezar. Sea como sea, para ver el tiburón ballena hay que venir a Holbox y bueno, pasar un par de días tampoco está mal.

De mediados de mayo a septiembre es cuando los tiburones ballena vienen a esta zona para alimentarse. La excursión también se puede hacer desde Isla Mujeres. Los precios varían y hay que negociar. Nosotros pagamos 750 pesos por persona pero sabemos de gente que la contrató por 700. (Incluye café y galletas por la mañana, un sandwich, ceviche y bebida)

Comments
2 Responses to “EL TIBURÓN BALLENA”
  1. pepi dice:

    aiiiiiiiiiiii que susto

  2. yo dice:

    de los cobardes no hay nada escrito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: